29.3.07

SUEÑOS ETERNOS ?

Mi último post está dedicado a una persona apreciada, que ha marchado para siempre. Podría variar el contenido de este siguiente; pero parece ser que no es posible.
El paso del tiempo nos va alejando de las personas unas, por que se van para siempre, otras por otros motivos, así en el transcurso de tu vida vas conociendo personas que pasan por delante de tus ojos. Unas permanecen; mujer, hijos, amigos, compañeros; primero de colegio, luego de fábrica o trabajo; antes viste pasar a tus antepasados, padres, abuelos, tíos, en fin la vida ha ido transcurriendo por tí. Además has añadido otros personajes que o te precedieron o son coetáneos tuyos y a los cuales sin conocerlos físicamente llegas a apreciar en ellos cualidades que te atraen y te hacen considerarlos dentro de ese círculo de allegados, de los que sientes su marcha.
De estos últimos quiero hoy hablar y en concreto de uno que aun siendo reciente su conocimiento, además de accidental; parece ser me ha impactado de tal forma que me empuja a poner en conocimiento de la globosfera su efigie, acompañada de una mínima semblanza de su personalidad.
La impaciencia no me permite la suficiente mesura como para retrasar este asunto, por lo que aun pecando de precipitado voy a dar a conocer la personalidad de un hombre que desde la humildad del trabajo fue un ideólogo de la rebelión y el progreso, desde primero la CNT y luego la UGT y el Socialismo.
Trabajando en un proyecto editorial topé hace cosa de un par de años con la firma de Juan Beraza - después he sabido Cortes - que escribía en un periódico que los socialistas zaragozanos de los años treinta publicaban. - Vida Nueva - Allí descubrí un decir encendido; pero no radical. Rebelde; pero no anárquico. En fin el pensamiento de una persona que creía en unas ideas y que precisamente por ello fue asesinado y condenado al olvido más absoluto.
Tanto es así que en la fase de seguimiento de su ubicación espacial, después de haberle seguido durante treinta y cinco años en series de cinco, hasta 1935, llega la siguiente serie y me sorprende la falta del documento que había de acreditarme el domicilio de su familia. El de él lo sabia; una fosa innominada en el Cementerio de Torrero.
Pues bien ese documento que debía de permanecer en su lugar correspondiente entre los cientos más, de los ciudadanos de Zaragoza; resulta que no está. La hoja correspondiente con lo cual además del fusilado desaparecen, su mujer, su hija, su madre, y el padre que había fallecido poco antes que el hijo pero este de muerte natural.
¿Donde esta esa hoja de padrón y la de la siguiente serie? El nefasto Archivo de Salamanca donde están las innumerables cajas de la Causa general, puede contener esos documentos que no pertenecen a nadie más que a la Institución que tiene la obligación de emitirlos y custodiarlos, - Ayuntamiento - para la posteridad y que de esta forma se ha roto la cadena y la custodia y que no debieron ser usados en contra de nadie.
En este caso, tenemos la suerte los que nos preocupamos por recuperar asuntos del pasado reciente, de que aun hay vivos descendientes directos.
Algunos como el que me ocupa dada la lejanía temporal sí tiene viva la única hija que le dio tiempo a engendrar; pero su condición física no permite conversar con nadie y a de ser la segunda generación la que en base a la oralidad pueda trasmitir la vida de su abuelo, ya que no existe documento alguno que nos conduzca a su final y tampoco la barbarie de aquellos días permitió conservar su recuerdo familiar.
Tres o cuatro fotografías, alguna carta escondida y ahí se acaba la historia . Lastima que aquellos bárbaros se les pasara el haber destruido más cosas; así nos quedó su trayectoria intelectual que había ido explayando en aquella prensa especializada en el adoctrinamiento de la clase trabajadora.
Le quitaron la vida. Pretendieron borrarlo de los archivos. No lo consiguieron ya que lo que había escrito aun permanece y puede todavía servir para lo que fue creado.
El adoctrinamiento de las clases débiles. TÚ TAMBIÉN JUAN DESCANSA EN PAZ. Este es mi deseo y el de muchos más que sin conocerte hemos abrazado tus ideales de justicia y libertad, por los que fuiste vilmente asesinado.

3 comentarios:

Julián Moyano dijo...

creo que te va a dar para algo más de un post el Beraza... y seguro que te queda algo interesante.

Unknown dijo...

No he podido evitar emocionarme al leer el post que ha dedicado a mi visabuelo. Gracias por mantener la historia viva.

jose dijo...

Sonia yo debo de ser el agradecido, por la atención que me has dedicado. Tendrás noticias mias en su momento.