8.10.06

¿PARA QUE SIRVE UN CARNÉ ?

Conseguí y de ello dí cuenta mi carné de investigador, con acceso a los archivos de la nación, yo creía que con esto seria suficiente; pero no, no lo es. En busca de datos para documentar un asunto intenté acceder a los archivos que suponía tendría el Gobierno Civil [ Delegación del Gobierno en la actualidad ] No supuse mal, el archivo existía, pero para acceder a él; además de ese carné, un escrito solicitando el acceso, las causas por las que quieres acceder al archivo, además de tus datos personales.

Después de un considerable tiempo la Delegación del Gobierno te envía un escrito concediéndote el acceso al archivo, antes has de ponerte en contacto telefónicamente para concertar el día en que has de acceder.
Paso del tiempo desde que el primer día que fuiste, para ver como podías acceder a una información que pretendías recopilar, hasta el día en que lo consigues, han pasado sin exagerar dos meses.

Ya estas hablando con el funcionario que ha de darte acceso al deseado y anhelado archivo. El hombre todo amabilidad, empieza por ponerte en antecedentes de la dificultad que supone el acceder a tu deseo ya que del tiempo que tu requieres información, él como responsable de ese archivo no tiene noticia de que algo exista de esa época [ año 1904 ] pero te conduce a los sótanos del edificio, donde en estanterías metálicas y cajas de archivo se encuentran los documentos que esta institución genera ( esto es un supuesto ) ya que aun estando en el almacén no he conseguido ver nada.

El funcionario que nos saluda ante el requerimiento de su superior manifiesta que de esa época no existe nada.
Y aquí se acaba la investigación pretendida sobre un organismo creado en el año 1903 dependiente del Gobierno Civil (Junta Provincial de Reformas Sociales) que dependiendo de esa institución parece ser, no genero documento alguno o si lo hizo, estos han desaparecido.

Queriendo ser confiado, creo lo que he descrito, no obstante la duda y la desconfianza me invaden. Si en el Ayuntamiento (otro de los entes responsables de ese Instituto de Reformas Sociales ) si he encontrado constancia de las actividades del citado Instituto, claro que en el nivel correspondiente a la ciudad y sin poder constatar la actividad en la provincia, de la cual me consta por otros medios, se enviaban resúmenes al Instituto Nacional.

Por eso yo me pregunto. Un ciudadano corriente, sin aval ninguno que lo introduzca en el mundo de la investigación como puede llegar a conocer lo que a él le interesa sobre asuntos pretéritos. Supongo que si en vez de ser quien soy, hubiera sido un prestigiado profesor de historia me hubiera sido más facil. Pero resulta que días después de haber pasado todo lo que aquí describo, leo en el periódico que a un historiador le ha sucedido lo propio, dificultades sin cuento para el acceso a documentos custodiados por el Ministerio del Interior de quien dependen infinidad de archivos que teóricamente abiertos al público son de casi imposible acceso.

Asi con esta lectura yo me consuelo, no he fracasado en mi intento, hay otros de más categoría que han pasado por las mismas cuitas que yo y con resultado parecido.
Por eso me digo para que gaste yo dinero en una fotografía para la confección de la ficha y carné de investigador? Por cierto que en ese archivo tampoco encuentro lo que deseo. ¿No está tampoco o mi inesperiencía no me permite encontrar los documentos oportunos?

En esta Ciudad de arraigo universitario que dispone de uan escuela de Biblioteconomía y Archivística, no consigue despues colocar a sus estudiantes al frente de estos desastrosos archivos que más bien son almacenes de papeles . Ahora bien como cada regla tiene su excepción. Hay está el Archivo Municipal que funciona de maravilla, con profesionales que te facilitan la búsqueda. Tomen ejemplo los que lo tengan que hacer.

2 comentarios:

j dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Julián Moyano dijo...

Esta es la administrración del siglo XXI, la electrónica, la de digitalización en masa, la de la cesión de nuestros archivos públicos a los mormones americanos para que hagan con ellos lo que les parezca bien, la que más que archivos tiene almacenes, la de que en vez de tener archiveros o profesionales tiene a funcionarios castigados... y el carné pues todavía no sabemos muy bien para qué, para tirarse o tirarnos el pegote. La ley vela por el derecho a la información, a la consulta de los archivos públicos respetando la intimidady el honor, pero descuida su organización por tanto este derecho se pierde.... Hecha la ley, hecha la trampa, pero esta vez por los mismos que hacen la ley.